INFLUENCIA DE LA CONCEPCIÒN HUMANISTA Y EL IDEARIO BOLIVARIANO EN LA CONFORMACION DE LA POLITICA DEL ESTADO VENEZOLANO.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

INFLUENCIA DE LA CONCEPCIÒN HUMANISTA Y EL IDEARIO BOLIVARIANO EN LA CONFORMACION DE LA POLITICA DEL ESTADO VENEZOLANO.

Mensaje por RAYMARAMORALES01 el Miér Abr 03, 2013 1:28 pm

República Bolivariana de Venezuela
Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior
Universidad Bolivariana de Venezuela
Programa Nacional de Formación de Educadores
Misión Sucre
Pariaguán. Estado Anzoátegui. Venezuela



Profesora:
Lcda. Duvelys Romero
Alumna:
Raymara Morales
Pariaguán, abril del 2013
UNIDAD II
INFLUENCIA DE LA CONCEPCIÒN HUMANISTA Y EL IDEARIO BOLIVARIANO EN LA CONFORMACION DE LA POLITICA DEL ESTADO VENEZOLANO.
Antes de hablar sobre la influencia de los ámbitos expuestos es necesario primero desarrollar que es la concepción humanista y el ideario bolivariano para entender mejor el tema a presentar y así lograr concebir qué papel juegan ambas dentro de la política del estado. Para tal efecto lo humanista tiene varios usos. Se trata, por ejemplo, de la doctrina que se basa en la integración de los valores humanos. El humanismo también es un movimiento renacentista que se propuso retornar a la cultura grecolatina para restaurar los valores humanos. El humanismo, en general, es un comportamiento o una actitud que exalta al género humano. Bajo esta concepción, el arte, la cultura, el deporte y las actividades humanas generales se vuelven trascendentes. Podría decirse que el humanismo busca la trascendencia del ser humano como especie. Se trata de una doctrina antropocéntrica, donde el hombre es la medida de todas las cosas. La organización social, por lo tanto, debe desarrollarse a partir del bienestar humano. Esta corriente se opone al teocentrismo medieval, donde Dios era el centro de la vida. El humanismo reconoce valores, como el prestigio, el poder y la gloria, que eran criticados por la moral cristiana e incluso considerados como pecados. Otra diferencia con las doctrinas religiosas es que el humanismo hace al hombre objeto de fe, mientras que, en la antigüedad, la fe era patrimonio de Dios. Como movimiento intelectual surgido en Europa durante el siglo XV, el humanismo promovía la formación integral de las personas. Por eso los humanistas solían reunirse a compartir experiencias y a debatir. El humanismo se opone al consumismo ya que está en contra de lo superficial, del narcisismo y de aquello que no es propio de la dignidad humana. La cosificación del hombre como productor o consumidor atenta contra su desarrollo integral.
Por otra parte el ideario bolivariano como bien lo dice está basado en Simón Bolívar en sus ideas, pensamientos y reflexiones, es entonces donde debemos remontarnos en la historia de la época de Bolívar. En su vertiente social y política, el estallido de la crisis de la sociedad colonial venezolana permitió en su momento la maduración de un conjunto de situaciones que merecen destacarse. En primer término, la guerra facilitó la decantación de las llamadas "ideas francesas" hasta convertirlas en ideas bolivarianas, es decir, en ideas nacionales. Dicho de otro modo, las consignas de libertad, igualdad, fraternidad y propiedad que alimentaban el ideario claramente burgués de la Revolución Francesa fueron reelaboradas por la elite política que acompañaba a Simón Bolívar, quien, al analizar las consecuencias sociales que produjera la difusión de dichos postulados entre los esclavos, los pardos y los indígenas, encontró en el cuerpo de los militares republicanos al sector social que le permitió cumplir con el doble propósito de crear una república independiente y, al mismo tiempo, satisfacer las aspiraciones de los individuos integrantes de la sociedad de ese momento, con respecto a la libertad, la igualdad y la propiedad.
La reflexión de Bolívar partía del análisis de distintos hechos traumáticos, tales como el hundimiento de la República en el año 1812, en Venezuela, el fracaso del restablecimiento republicano al año siguiente, en 1813, y la caída del gobierno republicano en la Nueva Granada, ocurrido en 1815. Desde el Manifiesto de Cartagena, escrito en 1812, Simón Bolívar había estado insistiendo en las carencias políticas de la elite ilustrada que propugnaba la Independencia. La guerra civil, la ausencia de unidad, la excesiva valoración del régimen federal, el apego a las ideas religiosas y la simple intriga política, son los puntos que sobresalen en el inventario que sirve de base a un balance contundente hecho por el prócer: "nuestra división -dice- y no las armas españolas, nos tornó a la esclavitud Sin embargo, no fue hasta el Manifiesto de Carúpano (1814), y posteriormente en la Carta de Jamaica (1815), cuando Simón Bolívar expuso en forma detallada sus criterios políticos respecto a la situación social que impedía el desarrollo de los gobiernos republicanos en Venezuela. El testimonio es importante porque representa la primera lectura social del problema que venían enfrentando las sociedades americanas desde el estallido de la crisis política en España y la Revolución en Haití: "el establecimiento en fin de la libertad en un país de esclavos -comenta con lúcida prosa el Libertador en el Manifiesto de Carúpano (1814)- es una obra tan imposible de ejecutar súbitamente, que está fuera del alcance de todo poder humano; por manera que nuestra excusa de no haber obtenido lo que hemos deseado es inherente a la causa que seguimos; porque así como la justicia justifica la audacia de haberla emprendido, la imposibilidad de la adquisición califica la insuficiencia de los medios".
Los esclavos a los que se refiere Bolívar en el Manifiesto de Carúpano no son ya la entidad genérica que identificara en su anterior Manifiesto de Cartagena. Son hombres de carne y hueso; es más, son hombres de carne, hueso y armas. Son nada menos que la expresión concreta de la angustia que surgiera en la sociedad caraqueña desde finales del siglo XVIII y que representaba una amenaza tangible para la aspiración de los criollos americanos con respecto a una transferencia pacífica del ejercicio del poder. Son, para ser precisos, los pardos y los esclavos que acompañaban normalmente a los generales realistas como Domingo de Monteverde, José Tomás Boves y Francisco Tomás Morales. Son, para decirlo en las propias palabras de Bolívar, el "vicio armado".
Desprendiéndose de las argumentaciones anteriores quedaría decir entonces como influye todo esto dentro de las políticas del estado venezolano en donde constituyen el salto adelante para continuar en la construcción de un nuevo país, necesarias para consolidar la Revolución Bolivariana en función de una sociedad libre, cooperativa, democrática, participativa, autodeterminada, consciente, que rompa con las relaciones de dominación propias del modelo capitalista imperante en esta sociedad. Se trata de una educación liberadora que contribuye a la construcción del poder popular y a la emancipación social e individual. Es una Formación para guiar nuestras acciones con nuestras ideas bien claras hacia la afectación de las relaciones de producción capitalista: de Propiedad, Mercantiles y la División Social del Trabajo. Se trata de un acumulado de valores para llevarlos a la práctica y formar un nuevo ciudadano, que actúe de otra manera para investigar sus propias realidades, que logre educarse para ejercer su autonomía, que haga de la comunicación liberadora una herramienta para la unidad y de la organización una práctica diaria para abordar las realidades que se deben transformar en función del interés emancipador. Cabe destacar que por ello el estado venezolano a de implementar esos ámbitos de humanismo e ideario de Bolívar para tener bases firmes sobre las cuales poder impulsar el desarrollo de nuestro país en todo su entorno, así como lo plasmo el fallecido presidente de la República Hugo Rafael Chávez Frías, en su plan de gobierno anterior y el actual 2013 – 2019 bajo las leyes de la constitución y demás entes encargados para el buen progreso del mismo.

"Los que luchan por la vida, no pueden llamarse muertos"...., ¡en
la luz del fuego de la Revolución mundial hay espacios en que una brasa
aparentemente extinta, hace brotar necesariamente fulgurantes nuevas y
eternas llamas de continuo cambio! ¡Viva Chávez!

RAYMARAMORALES01

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 12/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.